martes, 16 de junio de 2009

Galería del maestro Fernando Castro Pacheco.

La mestiza

Fernando Castro Pacheco, pintor, muralista y grabador yucateco, que sigue activo en el arte a sus noventa y un años, pone en alto el nombre de Yucatán con su extraordinario arte.


Los amantes.


Mujer en siesta de hamaca.

Con excepción de los tres cuadros anteriores, todos los que siguen son murales "transportables" que se encuentran en exhibición permanente en el edificio del "Palacio de Gobierno" de Yucatán, en su capital, Mérida.


La creación del hombre. El hombre, dice el Popol Vuh, surge del maíz, es maíz.


El henequén (aquí mostrándose una paca de fibra) que aplastó a la humanidad yucateca y que también enriqueció a algunos, sí, a unos cuantos.


La inconclusa "guerra de castas". Empezó en 1847 y se declaró oficialmente terminada en 1901 con la toma de Chan Santa Cruz por tropas federales.

Venta de esclavos mayas de Yucatán a Cuba. Práctica inhumana avanzado el siglo XIX, mucho después de la abolición de la esclavitud en territorio mexicano en 1810. Y todavía alguno se pregunta ¿por qué fue la guerra de castas?

El suplicio de Jacinto Canek en diciembre de 1761. Lo acusaron de herejía diciendo que quería desposarse con la virgen y también por el pecadillo de acaudillar una rebelión en contra de la autoridad española.





Gonzalo Guerrero, padre del mestizaje en Yucatán. Primer español-yucateco en renegar de la corona española, a principios del siglo XVI y de abjurar de sus dioses de origen.




















Nachi Cocom, último caudillo maya que combatió a los conquistadores. Murió en 1541 siendo halach uinik de Sotuta y luchando contra los españoles.















Las manos fuertes y limpias del trabajador maya vencido.

Leyendas del editor del Blog.
Imágenes tomadas de ZoomZap

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El trabajador maya nunca estará vencido, tal vez dormido pero la fuerza de su voluntad lo hace grande

Anónimo dijo...

Solamente los Yucatecos orgullosos de nuestras raices y de la tierra que nos da de comer, podemos disfrutar al 100% de estos murales. Gracias por la promoción.

WWW dijo...

Bravo !...

Anónimo dijo...

Totalmente fuera de lugar el comentario de la persona que dijo que sólo los yucatecos aprecian el arte de Don Fernando. El comentario es ofensivo para el pintor y para los yucatecos en general; la obra de Castro Pacheco tiene una raigambre universal y me consta que su talento y sus murales causan admiración a cualquier persona sensible.

Anónimo dijo...

Las obras clasicos de por si llaman al corazon en manera universal. Su expresion no es limitado e exclusivo sino ancho como el amor y sufrinento hecho degrandes pasiones. Algo tan grande solo puede inclusivo y. Llamativo tras los siglos y llegan a los corazones por donde sea.
mil gracias, don por expresarte en forma tan lindo tan impactante. QDEP