jueves, 2 de agosto de 2007

Mal augurio en Yucatán. Apenas comienza y....

¿Qué pensarán sus congéneres? ¿Estarán tan contentas como ella?(Foto: Diario de Yucatán)


El equipo de Gobierno: un “club de Tobi”…
José Luis Sierra V.

Entre CUARENTA PUESTOS DEL PRIMER NIVEL, sólo una mujer, UNA MUJER. No lo considero una falla menor, una simple desatención. No. Tampoco puede tomarse como algo inevitable, resultado de las presiones o verdadera carencia de mujeres formadas, capaces.

Para que no se dude de la calidad y de la cantidad de las mujeres yucatecas vale destacar que de los 25 diputados que integran el Congreso del Estado, 7 son mujeres, es decir: diputadas. Y la mitad del Tribunal Superior de Justicia está en manos femeninas. No quiero darle el “beso del diablo” a ninguna mujer, pero podría enlistar veinte o veinticinco mujeres, reteconocidas, con perfiles comparables o superiores a los de seis u ocho de los varones a los que Ivonne Ortega acaba de hacer “Secretarios”.

La decisión de no incluir mujeres (salvo una, en una dirección) en el equipo de Ivonne Ortega representa un duro golpe a las mujeres yucatecas pero, más serio aún, a la credibilidad y a la imagen de la Gobernadora. En campaña, Ivonne Ortega se cansó “de bajarle el cielo” a las mujeres y ahora, en la primera oportunidad pública y concreta, no cumple.

Hasta Felipe Calderón, que es un conservador retorcido, militante de un partido confesional y antifeminista, hasta Calderón se sintió orillado a integrar a más mujeres en su equipo de Gobierno.

Inaceptable que una mujer que Gobierna, que una mujer joven, que se dice abanderada de UNA NUEVA MAYORÍA haya hecho a un lado a las mujeres en los puestos DE PRIMER NIVEL. No logrará Ivonne Ortega resarcir su imagen tachonando de mujeres los puestos secundarios, las direcciones. Eso sólo confirmará su sesgo machista, la idea que tiene de la mujer como “buena segunda” de cualquier hombre.

Yo lo escribí y lo hice público hace varias semanas, cuando se dio a conocer un equipo de transición conformado solamente por varones. Lo dije entonces y lo confirmo ahora, con tristeza por mi Estado: Ivonne Ortega, como la “pequeña Lulú” no acepta codearse con mujeres, le gusta ser única en el “club de Tobi”.

Mérida, Yuc; 2 de agosto del 2007.