domingo, 2 de agosto de 2009

La jarana yucateca


Esto no es una ¡Bomba!...

¡Cuánto jolgorio, cuánta jarana, cuánta alegría, cuánta risa señoras!

¡Sospecho que la vida les trata bien!

Las felicito. No hay muchos como ustedes en Yucatán.