lunes, 9 de febrero de 2009

¡EL DERECHO DE MORIR!



Sí. ¡El derecho de morir!. A pesar de los míseros hipócritas... ¡Cuánto sufrimiento. Cuánta agonía. Cuánta vergüenza!



E finita l'agonia di Eluana

Eluana Englaro è morta questa sera intorno alle 20.10, in quella stanza della clinica la Quiete che sembrava diventata il crocevia di mille perizie. Sono sopraggiunte complicazioni e "problemi tonici" nel pomeriggio. Da quattro giorni era stata sospesa l'alimentazione.

I genitori non erano presenti. Il padre è stato avvisato per telefono dal medico, il dottor Amato De Monte. Beppino Englaro si trovava a Lecco, dove domani doveva partecipare a un processo. Gli volevano togliere la patria potestà.

"Sì, ci ha lasciati -ha detto piangendo Beppino Englaro -. Ma non voglio dire niente, voglio soltanto stare solo".

La conferma della morte di Eluana Englaro è arrivata anche dalla presidente della Quiete, Ines Domenicali. "E' morta, non so dire l'ora. Non chiedetemi altro".

Davanti alla clinica, circa duecento militanti cattolici e del movimento per la Vita che hanno a lungo rumoreggiato per poi raccogliersi in preghiera.


EN LA CAPITAL DE MÉXICO, YA SE DISPONE DE UN MECANISMO JURÍDICO AL RESPECTO:

¿Conoces la Ley de Voluntad Anticipada para el DF?
Imagen

El 4 de abril del 2008 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, el Reglamento de la Ley de Voluntad Anticipada para el Distrito Federal. Entró en vigor al día siguiente de su publicación y su Manual de Funcionamiento será emitido dentro de los próximos 30 días.

El Reglamento establece la posibilidad de que un enfermo en etapa Terminal pueda tramitar, mediante un documento de voluntad anticipada, su decisión libre de no someterse a medios, tratamientos y/o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida o mantenerla por vías artificiales.

Se incorporan también medidas para controlar cualquier síntoma que cause dolor, y para dar la asistencia sicológica o tanatológica necesaria al paciente y sus familiares.

Además, las dependencias de salud local quedan obligada a ofrecer atención médica domiciliaria a los enfermos en etapa terminal, así como emitir los lineamientos para aplicar esta normatividad en las instituciones privadas de salud.

Mediante la solicitud de voluntad anticipada, el enfermo en etapa terminal también puede manifestar, si así lo desea, la voluntad de donar sus órganos y tejidos para su transplante a otras personas.

El documento de voluntad anticipada deberá realizarse en forma escrita y firmarse ante un notario público, y podrá suscribirse en cualquier Unidad Médica Hospitalaria pública o privada.

Se establece que en el caso de que el enfermo terminal se encuentre impedido para manifestar por si mismo su voluntad, familiares cercanos (el cónyuge, el o la concubina, el o la conviviente, los hijos mayores de edad o adoptados, los padres o adoptantes, los nietos mayores de edad y los hermanos mayores de edad) podrán tramitar su voluntad.

Cuando el enfermo en etapa terminal sea menor de edad o incapaz legalmente declarado, los padres o adoptantes, los familiares o personas que ejerzan la patria potestad del menor o los hermanos mayores de edad podrán suscribir el documento de voluntad anticipada.

Los mayores de dieciséis años y menores de dieciocho, deberán estar acompañados por quien ejerza su tutela o patria potestad y quienes firmarán en su nombre y representación.

Solo podrá anularse o revocarse la voluntad anticipada cuando:
(a) el llenado de la solicitud se realice bajo amenazas contra el enfermo o suscriptor;
(b) se realice con animo de obtener un beneficio o provecho del enfermo;
(c) cuando el enfermo no exprese claramente su voluntad o cuando medie alguno de los vicios del consentimiento establecidos en el Código Civil vigente para el Distrito Federal.

Con la expedición de la ley y su reglamento, se otorga a los enfermos del Distrito Federal en etapa terminal, la libre opción y la facultad, no la obligación, de decidir si continúan viviendo o no por medios artificiales; y al mismo tiempo, se exhorta a los enfermos terminales a donar sus órganos para que ayuden a salvar otras vidas.

Tomada de Ciudadanos en Red.

2 comentarios:

Tania dijo...

Me parece que el D.F. se ha apuntado un 10 en materia de derechos humanos. Cada quien es libre de elegir se forma de morir y es libre de hacerlo. Lástima que no todos los mexicanos podamos gozar de las mismas leyes que los capitalinos ya pronto tendrán. Enhorabuena!

Gonzalo dijo...

Estoy de acuerdo con Tania. Aunque se debe tener cuidado de no politizar esto. Se trata de la Dignidad de la Vida Humana y no de partidos políticos o ideas religiosas arcaicas, sin ánimo de ofender a ninguna religión. No soy ágnostico, pero creo que cada quíén tiene la libertad de elección cuando "una vida"ya no es vida, he ahí donde el poder de decisión personal se debería tomar en cuenta.