sábado, 3 de enero de 2009

Saramago niega haber plagiado....


El premio Nobel de Literatura José Saramago negó que haya plagiado un cuento de un escritor y periodista mexicano, que supuestamente inspiró su libro "Las intermitencias de la muerte", publicado en 2005.
En declaraciones publicadas en el "Diario de Noticias", Saramago asegura que no vio y ni siquiera tocó "con la punta de los dedos el cuento del reclamante".

El Nobel luso precisa que "si dos autores tratan el tema de la ausencia de la muerte, resulta inevitable que las situaciones se repitan en el relato y que las fórmulas en que las mismas se expresen tengan alguna semejanza".

Saramago agrega que dos escritoras, una argentina y otra italiana, trataron el mismo tema, lo que provoca "la interrogante de saber quién plagió a quien".

El periodista y escritor mexicano Teófilo Huerta Moreno denunció que el plagio se produjo por intermedio del agente literario Sealtiel Alatriste, que recibió en 1997 un cuento suyo sobre el tema, enviado a la editora Alfaguara, en España.

Según Huerta, Alatriste "tiene contacto y relación de proximidad" con Saramago.

En su blog en internet, Huerta señala que envió a Saramago una carta en enero de este año, para reclamar que acepte el plagio y le pide un esclarecimiento del asunto. Según "Diario de Noticias", desde el 12 de mayo de 2006 el periodista mexicano denunció en un programa de radio que su obra 'El cuento triste' había servido "para inspirar" el libro de Saramago.

Pilar del Río, esposa de Saramago y presidente de la Fundación que lleva su nombre, dijo que hacía tiempo que esta historia "circulaba por internet y resurge cuando falta alguna noticia en los diarios".

El desmentido de Saramago se produce después de que ayer, martes, el diario "Correio da Manha" se refiriese al supuesto plagio.

2 comentarios:

Teófilo Huerta Moreno dijo...

Por hombría y humildad Saramago debería reconocer su error que quizá fue haber confiado en su amigo Sealtiel Alatriste.
Ver http://saramagoplagiario.blogspot.com

Lorena Vargas dijo...

Amigos,
Ante este comentario vale la pena aclarar que Teófilo Huerta es un "escritor" al que ninguna editorial ha publicado un libro y se ha dedicado a denostar a gente con reconocido prestigio como le es José Saramago y Sealtiel Alatriste. Si no ¿por qué no los ha denunciado? y porqué se dedica a denostar a estas y otras personalidades literarias sin sustentarlo legalmente. No me lo explico sino por motivos de envidia pues él jamás alcanzará ni un lugar mediocre en la literatura. Consulten el Diccionario de Escritores Mexicanos de Aurora Ocampo y descubrirán quién es quién. Desde luego este tal Teófilo no merece ni una mención. He trabajado en diversos medios culturales y la realidad es que Teófilo es ridiculizado en todos ellos, incluso quienes por interés periodístico se han arriesgado a entrevistarlo no le dieron luego seguimiento al descubrir que se trata solamente en un hombre gris y sin mayor talento que el dedicar horas a la difusión de una mentira utilizando el dinero de nuestros impuestos. Su desconocimiento literario, principalmente de Cortázar y Saramago, a quienes nunca ha leído, le permiten hacer afirmaciones tan fantasiosas como las que hace ahora. ¿Qué has escrito Teófilo?, ¿dónde has publicado? La idea de la desaparición de la muerte está en muchos textos universales que desconoces, incluso en la música como es el caso de Terry Pratchett. Tu ignorancia y arrogancia es tan grande y evidente que los autores a los que quieres infundiar ni siquiera te toman en cuenta. Dedica tu vida y las horas de trabajo que se te pagan con el herario público a realizar tu labor o renuncia, pues lo que haces es un abuso y un acto de corrupción ¿lo has pensado?, seguramente no, pero aún tienes tiempo de recapacitar. Nunca publicarás nada pues no tiene ningún valor y por lo tanto oi hay editorial que esté dispuesta a tirar su dinero en ti y lo sabes. Eres una pena, sólo provocas lástima, hasta en tu familia que se avergüenza de tus ridículas actitudes. Lo siento pero es en verdad de risa que creas, si realmente es así, que José Saramago necesita copiarte, de risa loca.

Lorena