jueves, 27 de diciembre de 2007

Para despedir 2007: el burlesque del Crazy Horse de París.

Foto Tomada de Le Monde.

Se refiere el periódico Le Monde, en un reportaje reciente, a la nueva edición del show del Crazy Horse, el más famoso cabaret moderno de París, Catedral de Eros, ubicado convenientemente ahí en la avenida George V, en el lujoso "8ème arrondissement", a unos cuantos pasos de la avenida de los Campos Elíseos. Y la verdad, vale la pena tomar nota para el próximo viaje a la Ciudad Luz, porque siempre es un agasajo para los sentidos, aún los ya menguados, ir a ver la calidad y el sentido artístico de las representaciones que ahí tienen lugar.

Con "Forever Crazy", que es el nombre que han dado a la nueva revista que se presenta, se está rindiendo homenaje al creador del cabaret, Alain Bernardin, quien en 1951 tuvo la gracia y el tino de saber mostrarle al mundo cómo se desvestía en el escenario, con elegancia y buen gusto, a las preciosas "demoiselles" del Crazy , meticulosamente seleccionadas por su talla y proporciones perfectas, sólo para después volverlas a vestir, frente a un público azorado, con luces de colores mediante reflectores diestramente manejados, junto con los más creativos recursos escenográficos.

Después de cincuenta años de aplausos parisinos, en el 2001, los hijos de Bernardin -quien se suicida en 1994- deciden llevar el espectáculo a Las Vegas, en Estados Unidos, y ahí se convierte en un arrollador éxito que ya ha rebasado el millón de espectadores, tal cual corresponde al masivo volumen de visitantes que recibe la "ciudad del pecado" en el desierto de Nevada.

Ahora las "chicas" -esas guapas que vienen de todos los confines: Francia, desde luego, Australia, Rusia, Brasil, etc., a probar sus aptitudes artísticas y a ganarse la vida mostrando sus encantos- vuelven a aparecer en la original sede parisina, donde sin lugar a dudas seguirán atrayendo todos los días, año con año, por centenas, turistas trasnochados en busca de uno de los viejos emblemas del París eterno: el erotismo. ¡Oh la la, vive l'amour!

Feliz año 2008.



Nada que ver con el Cabaret en cuestión, pero en esencia la noción expresada por el artista que tomó esta foto, para mí desconocido, es la misma. En la luz y la sombra está escondido el erotismo.

1 comentario:

maysol dijo...

Feliz año para tí también hermano. Nos encantaría que pasaras el inicio de este nuevo año con nosotros.. ¿se podrá ?
Para tí y los tuyos, mis mejores deseos.
Un gran abrazo.
La hermana