viernes, 21 de septiembre de 2007

Con gran regocijo anuncio la llegada de mi primer nieto: Matías



La mamá de Matías, Julisel, le da la bienvenida al recién llegado con una rosa roja. Buen empiece.


El prefiere dormir. Todavía no sabe del gesto de bienvenida. Ya lo sabrá.


"Que me dejen en paz", dice.


Y el papá, Juan Carlos, también se quedó dormido. La impresión de que su hijo naciera en su mismo cumpleaños lo cansó.


La satisfacción de la tarea cumplida. ¡Bien hecho mi hija!